martes, 2 de febrero de 2016

Diez preguntas sobre el virus Zika


1. ¿Cuándo se aisló por primera vez?

El virus Zika se aisló por primera vez en 1947 en los bosques de Zika en Uganda, de un mono Rhesus durante un estudio sobre la transmisión de la fiebre amarilla selvática. En aquella época no se habían desarrollado todavía los cultivos celulares. Se inyectó suero del mono infectado en el cerebro de ratones de experimentación de los que posteriormente se aisló el virus. También se llegó aislar del mosquito africano Aedes africanus. En 1968 se logró aislar el virus por primera vez a partir de muestras humanas en Nigeria. Durante esas décadas se tuvo evidencia serológica (presencia de anticuerpos específicos) de la infección en varios países de África y Asia.


2. ¿Cuántos casos hay hoy en día?

Hasta el año 2007 pasó bastante desapercibido y ese año tuvo lugar el primer brote importante de fiebre por virus Zika en islas del océano Pacífico, en la polinesia francesa. En 2013 se detectaron nuevamente casos en Tahití y en la polinesia francesa y llegó a afectar al 11% de la población. En mayo de 2015 llegó a Brasil (quizá favorecido por el mundial de fútbol de 2014) y de ahí se está extendido muy rápidamente por Latinoamérica.  Ya se han confirmado casos autóctonos en 25 países: Barbados, Bolivia, Brasil, Colombia, Curazao, Ecuador, El Salvador, Guadalupe, Guatemala, Guyana, Guyana Francesa, Haití, Honduras, Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Martinica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana, San Martin, Surinam y Venezuela. Los países más afectados son Brasil y Colombia, se estima que 1,5 millones y 20.000 casos, respectivamente. Se estima que en los próximos meses puede llegar a extenderse por todo el continente americano, con la excepción de Canadá y Chile (países donde no existe el mosquito vector, ver más adelante) con varios millones de afectados.

Alerta no es alarma.




3. ¿Quién es el virus Zika?

El virus Zika es un Flavivirus (clase IV de Baltimore, con genoma tipo RNA monohebra sentido positivo) como el dengue, fiebre amarilla, la encefalitis japonesa o el virus del Nilo Occidental. Los análisis filogenéticos demuestran que existen dos linajes del virus Zika, uno africano y otro asiático. El brote actual en Latinoamérica está relacionado con este último, lo que refuerza la idea de su origen asiático.



4. ¿Cómo se transmite?

El Zika es un arbovirus (arthropod borne virus): un virus que se transmite por artrópodos. El vector principal son los mosquitos del tipo Aedes aegypti, pero también se han descrito como vectores otras especies de Aedes, como Aedes albopictus (el famoso mosquito tigre). Por lo tanto, el Zika se trasmite por los mismos mosquitos que el dengue, la fiebre amarilla y el chikungunya. No se sabe todavía si existe algún reservorio animal del virus o si el hombre es el único huésped. El virus se ha detectado en sangre y semen de algunas personas sin síntomas, por lo que se sospecha que puede transmitirse por vía sanguínea (transfusiones) y vía sexual.



5. ¿Qué síntomas produce?

En principio, la infección por el virus Zika es leve. El 75% de los infectados no presentan ni siquiera síntomas. En el resto, los síntomas aparecen entre 2-10 días después de la infección y suelen ser fiebre moderada, sarpullido o erupciones cutáneas, conjuntivitis, inflamación de los ojos y sensibilidad a la luz, dolor muscular, cansancio, … Son síntomas que muy bien lo pueden confundir con el dengue o el chikungunya. En unos pocos días los síntomas despareasen por sí solos y no deja secuelas. La enfermedad muy raramente es mortal. No hay tratamiento ni vacunas específicas.

No hay ninguna razón para el pánico.

6. ¿Cuál es el problema entonces?

Que la infección por Zika se ha asociado a un aumento de casos del síndrome de Guillain-Barré en el brote de 2013 en la polinesia y de microcefalia infantil ahora en Brasil.  El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno neurológico autoinmune muy poco frecuente que ataca la mielina, la capa aislante que recubre los nervios y que puede afectar a la musculatura y llegar a causar parálisis. Se ha asociado a procesos infecciosos y la muerte puede ocurrir solo en un 4% de los pacientes.

En octubre de 2015 las autoridades sanitarias de Brasil anunciaron un aumento significativo de casos de microcefalia en recién nacidos (niños que nacen con un tamaño de la cabeza reducido, retraso mental, etc.) Según los últimos datos hay varios miles de casos de microcefalia, 40 veces más que en años anteriores, en el norte del país, la misma zona dónde está habiendo más casos de infección por el virus Zika. Hasta el momento se ha detectado el genoma RNA del virus Zika en dos mujeres que han dado a luz bebés con microcefalia y se ha podido confirmar la presencia del genoma del virus en los tejidos de cuatro niños fallecidos nacidos de madres infectadas, lo que sugiere que la infección por este virus durante los primeros meses del embarazo podría estar relacionada con casos de microcefalia y otros trastornos neurológicos.  Conviene recordar que correlación no implica causalidad y son necesarios más estudios para confirmar que la causa del aumento de casos de microcefalia son debidos al virus Zika. Por eso, se ha recomendado una vigilancia y seguimiento extremo de los posibles casos en embarazadas y recién nacidos.

Si se confirma la relación causal entre el virus y la microcefalia y el síndrome de Guillain-Barré, el problema con el virus Zika es muy serio.



7. ¿Por qué ahora aparece repentinamente el virus Zika?

Puede sorprender que este virus que se describió por primera vez en 1947 haya pasado desapercibido y no haya causado grandes problemas en humanos hasta ahora. Las razones pueden ser varias. Primero porque la infección es muy leve y la mayoría de los paciente ni si quiera presentan síntomas. Además, como los síntomas son muy similares al dengue y al chikungunya, virus con los que circula de manera conjunta, los casos de infección por virus Zika se han podido confundir con estas otras enfermedades: una forma “leve” de dengue. También puede influir que los sistemas de diagnóstico han mejorado con el tiempo. Y es posible que el virus (que contiene genoma tipo RNA) haya evolucionado muy rápido en estos años y se haya adaptado para transmitirse más fácilmente por mosquitos o, alternativamente, se haya adaptado mejor al ser humano.

8. ¿Puede el virus Zika llegar a Europa?

En teoría, si. La probabilidad es pequeña, pero no imposible. El principal vector del virus es el mosquito Aedes aegypti, que también trasmite el dengue y el chikungunya. Este tipo de mosquitos no se encuentran en Europa, solo se ha detectado en la zona del mar muerto, en Rusia y Georgia. Pero estos virus también pueden transmitirse por el mosquito tigre Aedes albopictus. De echo, sabemos que
el virus chikungunya sufrió una mutación en su envoltura lo que le permitió multiplicarse también en Aedes albopictus, y esta adaptación del virus al mosquito tigre ha contribuido a su rápida extensión.

El mosquito  Aedes albopictus sí que está en Europa y se encuentra en prácticamente toda la costa mediterránea desde Grecia hasta España. Obviamente ahora en invierno no hay mosquitos, por lo que la probabilidad de extensión por Europa ahora es prácticamente nula. Pero a partir de primavera, se podría dar el caso. Pero dependerá de muchos factores, el número de personas infectadas, factores climáticos, como la temperatura y la humedad que pueden afectar al ciclo biológico del mosquito, las propia susceptibilidad de las personas (no sabemos si los europeos somos más susceptibles o resistentes al virus), etc.


El mosquito Aedes albopictus también transmite en dengue y el chikungunya, y de hecho ha habido algunos casos autóctonos de chikungunya en Italia (en 2007) y en Francia (2010) y de dengue en Madeira, Croacia, Francia y Grecia (en 2010). Sin embargo, estos virus no se han extendido de la misma forma que en América y Asia. Por lo tanto, no podemos descartar que pueda haber casos autóctonos de infección por virus Zika en Europa en los próximos meses, pero si lo comparamos con lo que ya ha ocurrido con el dengue y el chikungunya (millones de casos en América / unos pocos cientos en diez años en Europa) es probable que la enfermedad no adquiera las mismas proporciones que en América.

Hay que ocuparse, pero no preocuparse.

9. ¿Qué diferencias hay entre el Zika, dengue y chikungunya?

Los tres virus son muy parecidos, son virus con genoma RNA transmitidos por los mismos vectores. Zika y dengue son de la familia de los Flavivirus y el chikungunya de los Togavirus. Los síntomas son muy parecidos, fiebre, malestar, dolor muscular, nauseas, sarpullido, … Quizá lo más característico de la infección por Zika sea la fiebre moderada y la conjuntivitis; en el caso del chikungunya es característico el dolor en las articulaciones, que puede llegar a ser intensos y duradero; y en el caso del dengue, la fiebre alta y súbita, el dolor de cabeza y en los glóbulos oculares y en los casos más graves las hemorragias.


10. ¿Cómo podemos controlarlo?

Es más fácil matar mosquitos que virus. Los mosquitos se reproducen en agua estancada, así que lo más fácil es evitar que el mosquito acceda a ella. Las mosquiteras (mejor impregnadas con insecticida) en las ventanas y puertas disminuyen la probabilidad de contacto del mosquito con las personas. Y para evitar la picadura lo mejor es disminuir la exposición de la piel con prendas de manga y pernera larga, aplicar repelentes de mosquitos y dormir bajo mosquiteras.

También te puede interesar:

El virus Zika y los mosquitos

Más información sobre el virus Zika:



viernes, 29 de enero de 2016

Genome evolution: a short course on the evolution of genomes, in a series of videos.

"Nada tiene sentido en biología si no es a la luz de la evolución" (Theodosius Dobzhansky)

"Nada tiene sentido en evolución si no es a la luz de la genética" (Yo)


From the first organisms to humans


By Professor Javier Novo, Department of Biochemistry and Genetics, University of Navarra (Spain)

The arrival of life forms with increasingly complex morphology and function during evolution required genomes capable of encoding such complexity. The aim of this course is to provide an overview of the process of genome evolution and to explain the mechanisms that have shaped genomes from the first proto-cells to present-day living beings, including us humans.

We will look at the origin of the first genomes and we will try to track the changes that genomes have experienced during the major evolutionary transitions. This will require a review of the molecular mechanisms that have been invoked to explain genome evolution, but we will also look at recent advances in genomics that are shedding new light on these processes. Finally, we will explore some of the genetic innovations that seem exclusive of the human genome, in particular those that can explain the amazing complexity of the human brain.


"Genome evolution" is a short course on the evolution of genomes, in a series of 17 videos

  1. Molecular fossils (5:53)
  2. An RNA world (4:33)
  3. A forest of life (5:46)
  4. From one cell to many cells (9:51)
  5. The first animals (9:08)
  6. Introns early or introns late? (5:10)
  7. Setting the stage for duplications (5:23)
  8. Mobile elements (3:31)
  9. Duplication of genes (4:27)
  10. Duplicationof genomes (8:26)
  11. Retrotransposon activity (6:39)
  12. Non-codingand regulatory DNA (9:41)
  13. Duons (4:02)
  14. Huma-specificgenes? (9:45)
  15. Aburst of segmental duplications (5:26)
  16. Epigenetic changes in the human lineage (4:45)
  17. The genomes of modern and archaic humans (7:34) 

The link to the complete playlist

sábado, 9 de enero de 2016

“Virus y pandemias”, un libro de divulgación científica diferente

¿Qué es una pandemia? ¿Puede una pandemia poner en riesgo la supervivencia de la especie humana? ¿Qué es un virus? ¿Cómo es la vida de un virus dentro de la célula? Lo de la gripe aviar, ¿va en serio? ¿Cuál es el origen del SIDA? ¿Por qué es tan difícil curar el SIDA? ¿Qué probabilidad tienes de contagiarte de SIDA? ¿Puede el Ébola acabar siendo una pandemia? Y después del Ébola, ¿qué? ¿Cuál es el virus más contagioso? ¿Cuál es el animal más peligroso del planeta? ¿Cómo un virus puede ir de costa a costa en EE.UU? ¿Puede haber una epidemia de fiebres hemorrágicas en España? ¿Qué tiene que ver los virus con los camellos y los murciélagos? ¿Puede un virus viajar en avión? ¿Por qué surgen nuevas infecciones virales? ¿Qué hacemos con los almacenes del virus de la viruela? ¿Podemos emplear virus como antibióticos? ¿Se puede “resucitar” un virus extinguido? ¿Por qué Colón “descubrió” América? ¿Cómo cargarse 500 millones de conejos en dos años? ¿Somos lo que somos porque somos virus? ¿Eres gordo por culpa de un virus? ¿Hay virus buenos? ¿Cuál es el origen de los virus? ¿Por qué no es sano el canibalismo?


Si te gusta la ciencia, si quieres saber algo sobre el asombroso y desconocido mundo de los virus: este es tu libro

Seguro que alguna de estas preguntas te ha picado la curiosidad. De esto y mucho más hablo en “Virus y pandemias”, el primer libro de la colección Naukas, un libro escrito con rigor científico pero de forma amena y divertida.

                 Consigue tu copia en este enlace

domingo, 3 de enero de 2016

Rebecca C. Lancefield, la mujer que puso orden en los estreptococos

Quizá no sepas que los grupos de Lancefield en los que se clasifican los estreptococos deben su nombre a una mujer

Los estreptococos son un grupo de bacterias Gram positivas muy diverso y heterogéneo. Pertenecen al grupo de las bacterias del ácido láctico por su capacidad de  producir este ácido como producto final de la fermentación de azúcares. Algunas especies de estreptococos pueden causar enfermedades en humano y en animales, pero otros muchos no son patógenos. Son parte de nuestra microbiota (las bacterias que viven en nuestro organismos) y algunos se aíslan de otros muchos sitios.


Fotografía de Martin Oeggerli (School of Life Sciences, FHNW). El género Streptococcus, a diferencia de Staphylococcus, tiende a forma cadenas, es catalasa negativo y no crece en medios de cultivo hipersalinos (con 6,5% de NaCl).

El género Streptococcus se divide en 49 especies y 8 subespecies de las cuales 35 han sido relacionadas con algún tipo de infección en humanos. Las más importantes son:
  • Streptococcus pyogenes: amigdalitis, impétigo, fiebre reumática aguda, fiebre escarlata, glomerulonefritis aguda y fascitis necrotizante.
  • Streptococcus pneumoniae (el neumococo): neumonía y también otitis y meningitis.
  • Streptococcus agalactiae: meningitis en neonatos y trastornos del embarazo en la mujer.
  • Streptococcus viridans: endocarditis y abscesos dentales.
  • Streptococcus mutans: caries dental y endocarditis.

Para su clasificación se emplean varios sistemas: los grupos de Lancefield, los patrones de hemólisis y pruebas bioquímicas y moleculares.


Tipos de hemólisis (lisis de los eritrocitos) en agar sangre: A) alfa hemólisis (incompleta); producida por Streptococcus pneumoniae; B) beta-hemólisis (total) producida por Streptococcus pyogenes; C) gamma-hemólisis (no hemólisis) producida por Enterococcus faecalis.

La clasificación de los estreptococos de Lancefield se basa en las reacciones serológicas de los carbohidratos de la pared celular de la bacteria, es decir, en la distinta naturaleza antigénica de los polisacáridos de la pared. Es un método muy útil para clasificar a muchos de los estreptococos patógenos, pero no tanto para el resto. Los antígenos de Lancefield son llamados con letras desde la A hasta la W, con la excepción de la I y la J. Estos antígenos de grupo se pueden demostrar mediante sencillos métodos como la precipitación, aglutinación o anticuerpos marcados.


Rebecca C. Lancefield (1895-1981) visualizando reacciones de precipitación en capilares para tipificar los estreptococos.

Rebecca Lancefield, dedicó toda su vida al estudio de los estreptococos y fue capaz de poner orden en un grupo de microorganismos patógenos de gran variabilidad antigénica, lo que ayudó al tratamiento de las enfermedades causadas por estas bacterias.  Solo como una muestras de la importancia actual de los estreptococos en la salud humana te doy un par de datos: según la OMS, 1,2 millones de niños menores de 5 años mueren cada año por neumonía, siendo la primera causa Streptococcus pneumoniae;  se calculan que unas 700 millones de personas pueden estar infectados por Streptococcus pyogenes, de las cuales 500.000 mueren cada año. Las investigaciones de Lancefield permitieron desarrollar nuevos métodos de prevención y tratamiento de las enfermedades causadas por estreptococos.

Rebecca Lancefield entró muy joven (en 1917) en el laboratorio de Bacteriología de la Columbia University, y poco después le ofrecieron una plaza de técnico en el Instituto Rockefeller (el primer Instituto de investigación biomédica de EE.UU., creado en 1901), donde permaneció hasta su jubilación. Se doctoró en 1925. A lo largo de su vida recolectó una de las mayores colecciones de estreptococos, que todavía hoy en día se mantiene en dicho Instituto (The Lancefield collection of Streptococcus strains).

Lancefield demostró que existían un antígeno principal en los estreptococos asociado a la pared celular que era un polisacárido y agrupó los estreptococos según la naturaleza de dicho antígeno. Demostró que uno de esos grupos, el grupo A de los estreptococos (Streptococcus pyogenes, beta hemolítico) era específico de humanos y estaba relacionado con varias enfermedades como la faringitis, fiebre escarlata, fiebre reumática, nefritis y el impétigo. También demostró que los estreptococos del grupo B estaban asociados con enfermedades neonatales. Lancefield demostró además que había cierta variedad en los estreptococos del grupo A, una variabilidad antigénica debida a una proteína de la superficie celular que denominó proteína M. Descubrió que esta proteína M protegía a las bacterias del ataque de los glóbulos blancos (los macrófagos).

La American Society for Microbiology considera estos trabajos de Rebecca Lancefield entre los principales acontecimientos de la historia de la microbiología. Lancefield fue la segunda mujer que presidió la American Society for Microbiology en 1943 (la primera fue Alice C. Evans, en 1928) y la primera que presidió la American Association for Immunologists.

                                   Clasificación de los estreptococos.


Referencias:

sábado, 19 de diciembre de 2015

“Virus y pandemias”: un nuevo libro de divulgación científica diferente

Por fin sale a la venta el libro “Virus y pandemias”. Pero no es el cásico libro de divulgación de la ciencia. Este es un libro diferente, por varios motivos.


1. Los virus: un tema es apasionante.

La última epidemia de Ébola en África fue portada de todos los medios de comunicación de todo el mundo durante meses. Algo tan simple con un minúsculo virus originó incluso una crisis de gobierno y la dimisión de algunos políticos. Frecuentemente nos llegan noticias de otros virus que causan grandes epidemias y pandemias: desde los famosos virus de la gripe aviar, un nuevo coronavirus en Oriente Medio, fiebres tropicales y dengue en el sur de Europa, brotes del virus del Nilo occidental en Estados Unidos o miles de casos de Chikungunya en América. Se calcula que la denominada gripe española de 1918 causó más de 25 millones de muertos. Desde que se descubrió el primer caso de SIDA en 1981, ha habido unos 78 millones de personas infectadas de las cuales más de 39 millones han muerto.



Hoy en día, en pleno siglo XXI, ¿puede un virus cambiar el mundo?, ¿puede haber una nueva pandemia mundial?, ¿por qué surgen nuevas infecciones virales? En este libro explicaremos qué es un virus y cómo es la vida de un virus dentro de una célula, veremos qué es una pandemia y hablaremos de cómo se originan los nuevos virus de la gripe. Contestaremos a preguntas como ¿por qué es tan difícil curar el SIDA? o si el Ébola acabará siendo una pandemia.

Hablaremos también de mosquitos, murciélagos y camellos y de los virus que transmiten. Repasaremos la historia para ver cómo los virus influyeron en la construcción del canal de Panamá o en la conquista de América. Veremos cómo se puede trabajar con virus y cómo podemos controlarlos. 

Todo ello con los últimos avances científicos en virología. Después de leer este libro, serás consciente de que sin virus la vida en la Tierra sería muy diferente e incluso quizás no existiría. Los virus son la causa de muchas enfermedades infecciosas, muchas de ellas mortales, pero también nos pueden ayudar a controlar algunas infecciones. Hoy en día podemos manipular algunos virus y emplearlos como terapia contra el cáncer, y otros, como los retrovirus endógenos, son parte de nuestro genoma y probablemente hayan influido en nuestra propia evolución como humanos.

“Un virus es un trozo de ácido nucleico rodeado de malas noticias”
(Peter Brian Medawar, Premio Nobel de Medicina, 1960)

2. Un libro de ciencia divertido, entretenido y fácil de leer.

“Virus y pandemias” también es diferente por cómo está escrito. Es un libro de ciencia, escrito con rigor científico pero muy ameno, con un lenguaje divulgativo e incluso divertido: también te lo puedes pasar bien aprendiendo algo sobre los virus. Escrito para todos los públicos, sobre todo para aquellas personas que quieren aprender más pasándoselo bien. Y si no, mira el índice, seguro que algún capítulo te apetece leerlo:

  • La gripe “española” de 1918
  • Pandemias, epidemias mundiales
  • Un riesgo para la supervivencia de la especie humana
  • Pero, ¿qué es un virus?
  • Hay muchos tipos de virus distintos
  • Piratas de la célula
  • La vida de un virus dentro de la célula
  • Los nuevos virus de la gripe
  • A la espera del “big one”: H5N1, H1N1, H7N9 y H10N8
  • Ciencia o bioterrorismo
  • El SIDA en el mundo
  • El origen del SIDA
  • ¿Por qué es tan difícil curar el SIDA?
  • ¿Qué probabilidad tienes de contagiarte de SIDA?
  • SIDA: tratamiento = prevención
  • SIDA año 2030
  • La epidemia de Ébola de 2014
  • Los parientes próximos del Ébola
  • ¿Puede el Ébola acabar siendo una pandemia?
  • Para vencer al Ébola
  • Y después del Ébola, ¿qué?
  • El virus más contagioso
  • Desnudos la supervivencia es mayor
  • El animal más peligroso del planeta
  • La fiebre amarilla y el canal de Panamá
  • Tú al Nilo y yo a California
  • El dengue, más de 100 millones de afectados al año
  • Mosquitos y virus que viajan de polizontes
  • El Chikungunya no es un nuevo baile latino
  • A la búsqueda del maldito mosquito
  • El virus Crimea-Congo en España
  • SARS: virus en un mundo globalizado
  • Leche y orina de camello
  • Murciélagos y virus
  • El virus con la tasa de mortalidad más alta
  • ¿Por qué surgen nuevas infecciones virales?
  • Cazadores de virus
  • Virus y riesgo biológico
  • Fármacos contra los virus
  • Las vacunas han salvado millones de vidas
  • ¿Qué hacemos con los almacenes del virus de la viruela?
  • Bacteriófagos: el empleo de los virus como antibióticos
  • “Resucitar” virus del permafrost
  • ¿Por qué Colón “descubrió” América?
  • Hepatitis C: un virus en el juzgado
  • Herpes: el misterio del virus que aparece y desaparece
  • Terapia viral: la “bala mágica” contra el cáncer
  • La tristeza de los limones
  • Cómo cargarse 500 millones de conejos en dos años
  • El “coco de Bradford”: el misterio de los virus gigantes
  • Nuestros virus: el viroma humano
  • Somos lo que somos porque somos virus
  • El adenovirus 36 y los gordos
  • El “torpe virus”: la estupidez es contagiosa
  • Los virus también son unos buenos tipos
  • El origen de los virus
  • El kuru: ¿por qué no es sano el canibalismo?

“Ten por seguro que el Ébola volverá” (del libro “Virus y pandemias”)

3. El primero de la colección Naukas.

“Virus y pandemias” es el primer libro del sello editorial Naukas, una colección de libros de gran calidad para los lectores aficionados a la divulgación científica. Naukas, con cientos de miles de seguidores, es el mayor portal de divulgación de la ciencia en habla hispana y aglutina a más de un centenar de científicos, investigadores, profesores y divulgadores de las más diversas áreas de la ciencia.

“En muy pocas semanas (el SARS) “viajó” por todo el planeta y acabó infectado a miles de personas en más de 30 países diferentes” (del libro “Virus y pandemias”)

4. Un libro pensado para el lector.

Es absurdo que, en los tiempos digitales en que vivimos, alguien que compra un libro en papel deba pagar nuevamente por tenerlo en su lector electrónico. Por eso, al comprar “Virus y pandemias” (y los próximos  libros de la colección NAUKAS) en papel, tendrás acceso sin coste adicional a la versión del mismo en varios formatos digitales (PDF y EPUB3) a través de un código QR que podrás encontrar en el interior del libro. La descarga de la versión digital es sólo para uso personal y no comercial.

Gracias al acuerdo con la editorial Glyphos, los libros Naukas serán mucho más fáciles de conseguir puesto que multiplicaremos las formas y lugares de venta. Ten paciencia, pero “Virus y pandemias” se podrá adquirir en una tienda online en la propia web de Naukas, en la web de Glyphos y por supuesto estaremos presentes en las principales librerías de tu ciudad, así como en tiendas online, como Amazon.

El precio también algo muy importante y como somos conscientes de que no nos vamos a hacer millonarios, se reducen al máximo los beneficios para ofrecer un precio de venta razonable y muy atractivo: sólo 19,95 euros.

“Es más fácil matar mosquitos que virus” (del libro “Virus y pandemias”)
  
5. ¡Ya puedes reservar tu copia!

Además, todos los ejemplares comprados en el periodo de reserva (del 21 de diciembre de 2015 al 10 de enero de 2016) estarán exentos de gastos de envío para España. Una vez cerrado el periodo de compra en reserva (a partir del 11 de enero de 2016) el libro pasará a comercializarse normalmente con los gastos de envío tradicionales y se podrá adquirir también en Amazon y en librerías. Los libros adquiridos en el periodo de compra en reserva serán enviados a sus destinatarios a lo largo del mes de enero de 2016.

RESERVA YA TU EJEMPLAR EN ESTE ENLACE

lunes, 14 de diciembre de 2015

Cinco clases via twitter sobre LAS VACUNAS #microMOOC


Con motivo de la publicación del libro 
tuvimos durante cinco sesiones todo un curso on line masivo
 de libre acceso (MOOC: Massive Open Online Course) 
vía twitter sobre las vacunas. 

Ahora, gracias a Storify, tienes aquí las cinco clases con la historia completa con todos los tuits. Así, incluso los que no tienen cuenta de Twitter puedan seguir la clase. Son cientos de enlaces, imágenes, blogs, noticias, vídeos, infográficos sobre las vacunas, muy útiles también para tus clases.









jueves, 10 de diciembre de 2015

¿Qué vacunas se recomiendan a las embarazadas y al personal sanitario?

Realizado por la Dra. María Fdez. Prada, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, actualmente dedicada a la vacunación en inmunodeprimidos y situaciones especiales (@mfprada)

Las vacunas durante el embarazo también funcionan


La administración de las vacunas frente a la tos ferina y la gripe durante el embarazo tiene importantes beneficios tanto para las gestantes como para sus bebés

La tos ferina es una infección aguda causada por una bacteria que tiene un mismo nombre (Bordetella), pero que puede aparecer con dos apellidos diferentes (pertussis o parapertussis). Estas dos “primas-hermanas” infectan al ser humano y llegan a la garganta donde paralizan los cilios de la mucosa (esos pelillos microscópicos a los que se pegan las partículas y los microorganismos que inhalamos) consiguiendo así expandirse por la tráquea y los pulmones. Ahí Bordetella libera una toxina que mata las células epiteliales hasta conseguir propagarse por todo el cuerpo. De esta manera, puede provocar desde un catarro normal hasta lo que se llama tos ferina maligna, una tos incoercible junto con apnea y fallo respiratorio que termina con hipertensión pulmonar y puede ser mortal.


Aunque la tos ferina no es una enfermedad moderna, la vacuna frente a la tos ferina (que se administra junto con la de la difteria y el tétanos) fue introducida en la embarazada en el año 2011 en EE.UU. y Reino Unido, como consecuencia de un importante aumento de los casos, especialmente en niños y lactantes. En España, algunas Comunidades Autónomas como Cataluña y Asturias se unieron a esta iniciativa en el año 2014 tras haberse registrado un total de 47 muertes entre los años 1997 y 2011, la mayoría en niños entre 0 y 2 meses de edad. En el primer trimestre de 2015 País Vasco, Navarra y la Comunidad Valenciana también optaron por la implantación de esta estrategia durante el embarazo y posteriormente se unieron Canarias, Castilla-La Mancha y Extremadura.

La vacunación de la embarazada en el último trimestre (entre las semanas 28 y 36) tiene dos objetivos principales. Por un lado, proteger directamente a la mujer frente a esta bacteria ya que se ha demostrado que un porcentaje importante de los niños afectados habían sido contagiados por los familiares más cercanos. Por otro lado, proteger indirectamente al recién nacido hasta que pueda ser vacunado a los 2 meses de edad con su primera dosis de vacuna. Hay que tener en cuenta que durante las últimas semanas de la gestación tiene lugar la mayor y más rápida circulación de anticuerpos a través de la placenta y, por tanto, si vacunamos a la embarazada en este momento estaremos garantizando que el bebé nazca con niveles de protección suficientes como para no contraer la infección en los primeros meses de vida. Además, se debería hacer lo mismo en cada embarazo, por muy cercanos que puedan ser, ya que los anticuerpos frente a la tos ferina van disminuyendo con el paso del tiempo y lo que se pretende es que en las últimas semanas del embarazo el “tráfico” de anticuerpos materno-fetal sea máximo.

¡Por cierto, nunca es tarde para vacunarse! A través de la lactancia materna también se transfieren (aunque en menor cantidad) los anticuerpos generados a partir de la vacunación, por lo que si el parto se ha precipitado y la mujer no se ha vacunado durante el embarazo podrá hacerlo una vez haya dado a luz para proteger al neonato mediante la lactancia.


Y no podemos dejar atrás la vacunación frente a la gripe estacional en las gestantes, tan necesaria e importante como la tos ferina. Aunque en condiciones normales una mujer sana no embarazada no debe tener problemas para afrontar una gripe en pleno invierno, la gestación produce cambios en la fisiología respiratoria, cardiovascular y del sistema inmunitario que hace que aumente el riesgo de enfermar y tener complicaciones como puede ser el parto prematuro o bajo peso del bebé al nacer. Al igual que la vacuna frente a la tos ferina, la vacuna antigripal es segura durante el embarazo. Incluso ambas vacunas pueden administrarse en el mismo momento. Se trata de vacunas inactivadas lo que significa que no contienen el microorganismo vivo y por tanto NUNCA (¡en mayúsculas!) podrán producir la enfermedad contra la que protegen.

(NOTA: por el contrario las vacunas contra la rubéola y la varicela, que llevan el virus vivo están contraindicadas y NO deben ponerse a la mujer embarazada). 

Así como la vacuna frente a la tos ferina se recomienda en las últimas semanas de gestación, la vacuna antigripal puede ser administrada en cualquier momento del embarazo. En la práctica, esta vacuna suele administrarse pasado el primer trimestre de gestación ya que en las primeras semanas tienen lugar la mayoría de los abortos espontáneos y se pretende evitar cualquier tipo de asociación casual (que no causal) entre la vacunación y la interrupción involuntaria del embarazo.

Lo mismo que hemos comentado para la vacunación frente a la tos ferina, vacunando frente a gripe a las mujeres embarazadas minimizaremos la transmisión del virus al recién nacido que, en los primeros meses de vida, presenta un sistema inmunitario inmaduro.

La vacunación frente a la tos ferina y la gripe estacional en la mujer embarazada son dos estrategias preventivas que deben ser recomendadas por parte de los profesionales sanitarios que acompañan a las mujeres durante este proceso vital tan importante (ginecólogos, obstetras, matronas, etc.) pues se ha demostrado que evitan enfermedades y salvan vidas (las de las madres y las de los bebés que vienen de camino).


Las vacunas en los profesionales sanitarios


Tu salud como la de tus pacientes depende también de que tu te vacunes

Si eres un profesional sanitario esto te interesa. Si un día tiene 24 horas (aunque los lunes parezca que tienen 80) podemos decir que nos pasamos casi un tercio del día en el trabajo (¡como mínimo!): 7 horas trabajando todos los días, 5 días a la semana, 4 semanas al mes, 12 meses al año (venga, vale, si quitamos las vacaciones son un poco menos, ¡pero no deja de ser mucho tiempo!). ¿Te imaginas la cantidad de situaciones en las que exponemos a nuestros pacientes a empeorar si nosotros estamos enfermos? ¿Te imaginas la cantidad de situaciones en las que estamos expuestos a enfermar si no estamos protegidos?


El contacto permanente con el entorno sanitario convierte a sus trabajadores en sujetos susceptibles para la adquisición y/o transmisión de enfermedades que son evitables con la vacunación. Seguramente todos hemos oído que un compañero (o incluso nosotros mismos) se ha quedado de baja laboral por haber cogido gripe o que, después de haber asistido un niño con varicela, amaneció a los dos días con la misma enfermedad.

Gripe, hepatitis B, tétanos, difteria, varicela, sarampión, e incluso tos ferina, hepatitis A, meningococo C y meningococo B (estas cuatro últimas según el puesto de trabajo) deben ser enfermedades contras las que el profesional sanitario debe estar protegido, tanto por la salud de los pacientes como por la suya propia. Anualmente los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales (o Salud Laboral) ponen en marcha campañas de vacunación frente a la gripe estacional. Suelen ofrecer facilidades para que todos podamos vacunarnos, incluso los hay que ofrecen horario de tarde para adaptarse a los turnos de trabajo. El personal sanitario, si no es alérgico a la proteína del huevo ni tiene ninguna otra contraindicación, debería vacunarse frente a la gripe todos los años. Evitaría así la baja laboral y, más importante, reduciría la posibilidad de contagiar a sus pacientes.

La vacunación frente a la tos ferina fue propuesta por la Organización Mundial de la Salud en el personal sanitario de maternidades y unidades pediátricas en países con una alta tasa de transmisión hospitalaria. Aunque algunos hospitales españoles llegaron a poner en marcha esta iniciativa, actualmente esta estrategia se encuentra paralizada debido a la falta de abastecimiento de la vacuna, situación en la que se ha priorizado la vacunación de la embarazada. Además, si eres personal de laboratorio con alto riesgo de exposición a muestras biológicas que puedan contener hepatitis A, meningococo C o meningococo B, deberías estar también correctamente vacunado frente a estos microorganismos.

Si eres personal sanitario, casi con total seguridad recordarás que cuando iniciaste tu carrera profesional tuviste que recopilar toda tu documentación sobre la vacunas en la infancia, esos papeles ahora amarillentos que guardan las madres con tanto cariño. Quizá también te solicitaron una serología para verificar anticuerpos frente a hepatitis B, varicela y sarampión si con la documentación no quedaba algo claro o había pasado demasiado tiempo desde la última dosis. Todas estas comprobaciones garantizarán tu perfecto estado de salud y minimizarán tu riesgo de enfermar. Recuerda: si eres personal sanitario y trabajas con personas enfermas debes tener tu vieja cartilla de vacunación al día.