martes, 29 de mayo de 2012

Summertime: camisas de seda con actividad antimicrobiana


No se si esto llegará a las tiendas de Zara este verano, pero ahora un grupo de investigadores americanos han desarrollado un sistema sencillo y barato para convertir la seda en un tejido capaz de matar bacterias en pocos minutos. 


La seda es una fibra natural formada por proteínas, con una alta proporción del aminoácido  glicina, lo que le proporciona unas propiedades características: fibras fuertes y resistentes al estiramiento.
En la parte inferior se muestra una imagen de microscopía electrónica
de un tejido de seda con bacterias asociadas.

Han ensayado varios tratamientos con agentes oxidantes, como los compuestos de cloro, algunos tan comunes como la lejía. Para ello, han tratado los tejidos de seda con lejía con distintos grados de acidez durante distintos tiempos, los han aclarado con agua y después secado. Han seleccionado así las condiciones que no afectaban a la calidad y resistencia del tejido. Posteriormente los han puesto en contacto con suspensiones de bacterias durante 10 minutos y han analizado el efecto sobre la viabilidad de los microorganismos. Los agentes derivados del cloro son potentes oxidantes que interaccionan con los grupos -SH de algunos aminoácidos.

Los resultados demostraron que, a diferencia de la seda control sin tratar con lejía, el tejido clorado durante 1 hora y con un pH = 5, era capaz de reducir un 99,99%  la viabilidad de bacterias y esporas en solo 10 minutos. En concreto, en este estudio emplearon como modelos  de microorganismos a la bacteria Gram negativa Escherichia coli K12 y a la bacteria Gram positiva Bacillus thuringiensis, además de las esporas de esta última. Las esporas bacterianas son formas de resistencia capaces de sobrevivir a condiciones ambientales extremas (calor, desecación, radiaciones, agentes químicos, …) durante millones de años!  

Aunque en este estudio emplearon microorganismos no patógenos, los autores consideran que el mismo efecto podría ocurrir frente a otras bacterias patógenas como Escherichia coli 0157:H7 o Bacillus anthracis, el causante del ántrax o carbunco. Por ello, esta nueva seda “mata bacterias” puede tener usos potenciales en el desarrollo de nuevos equipos de protección, como máscaras o filtros para purificar el aire, agua,  …. Ahora ya solo falta añadir el toque de un buen diseñador!

Sporicidal/Bactericidal Textiles via the Chlorination of Silk. M. B. Dickerson, et al. ACS Appl. Mater. Interfaces, 2012, 4(3): 1724−1732.

3 comentarios:

  1. Parece mentira que un procedimiento tan sencillo como ese pueda ser tan efectivo.

    De todas formas, supongo que esa seda no podrá ser usada para ropas que tengan contacto con la piel. Como bien indicas debe de ser utilísimo para filtros y cosas así. O incluso bayetas bactericidas para la cocina :-)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Manuel, tienes toda la razón, me encartaría poder repetir el experimento. Lo de E. coli quizá, pero lo de las esporas cuesta creérselo. Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Entiendo el uso de bactericidas en ambientes con algún tipo de riesgo etc. pero, su uso domestico o publico ¿no crearía un problema mayor como en el caso de la toma de antibióticos sin necesidad? ya que podrían crearse cepas resistentes.
    De todas formas que un método tan "sencillo" sea tan mortífero es fascinante. Hasta asusta un poco...

    Un saludo

    ResponderEliminar