miércoles, 3 de octubre de 2012

Fiebre sin causa: cuando el médico no sabe qué tienes, es un virus


Seguro que más de una vez has ido al hospital con algo de fiebre y malestar general y el médico que te ha dicho que lo que tienes es un virus, te ha mandado a casa sin tratamiento o con alguna medicina para aliviar los síntomas. El tener fiebre sin una causa aparente es un problema muy común en niños menores de tres años. Aunque la sospecha generalizada es que los virus están detrás de este fenómeno, hasta ahora no se ha estudiado con profundidad. Un grupo de investigadores han aplicado las nuevas técnicas de secuenciación masiva del ADN para detectar los virus presentes en muestras de niños pequeños con este tipo de fiebre y compararlas con las de niños sanos.

La fiebre es un aumento de la temperatura corporal por encima de lo que se considera normal (entre 35 y 37,5 °C). La fiebre surge en respuesta a una infección por bacterias o virus  y actúa como una respuesta adaptativa que ayuda al cuerpo a combatir estos microorganismos.

Han analizado 176 muestras de hisopados nasofaríngeos y de plasma sanguíneo de niños entre 2 y 36 meses, unos sanos y otros con fiebre sin causa aparente. Se han identificado secuencias de 25 géneros de virus, que incluyen algunos patógenos frecuentes como adenovirus, enterovirus y roseolovirus, además de otros no patógenos. En general, las muestras de los niños con fiebre tenían entre 1,5 y 5 veces más virus que los niños sin fiebre, pero además de tener más virus estos eran más variables. Las diferencias eran mayores en las muestras de plasma, lo que probablemente esté asociado a la diseminación de la infección. Los enterovirus y los roseolovirus eran más frecuentes en las muestras de niños con fiebre que sin fiebre, consistente con su papel como patógenos que causan fiebre. Estos datos (más virus y más variables, sobre todo en plasma, en los niños con fiebre) indican que la infección por virus está directamente asociada a la aparición de fiebre sin causa aparente.

Es la primera vez que se aplican las tecnologías de secuenciación masiva de ácidos nucleicos (los análisis metagenómicos) para determinar el viruloma o conjunto de genomas de virus en una muestra humana. Este trabajo, aunque preliminar, puede mejorar el diagnóstico de estos casos de fiebre sin causa aparente, acertar con el tratamiento adecuado y, sobre todo, evitar la administración de antibióticos cuando no son necesarios (recuerda que los antibióticos nada hacen contra los virus, sirven para evitar el crecimiento o matar las bacterias).
 
Wylie KM, et al. (2012). Sequence analysis of the human virome in febrile and afebrile children. PLoS ONE, 7 (6) DOI: 10.1371/journal.pone.0027735

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada