martes, 7 de mayo de 2013

Nuevo virus de la gripe H7N9: ocuparse pero sin preocuparse


Desde hace unas semanas ha sido noticia el aislamiento en humanos de una nueva cepa del virus de la gripe aviar, esta vez la denominada H7N9. ¿Qué sabemos hasta el momento?


Te sugiero que antes revises otras entradas en microBIO sobre otro virus de la gripe aviar, el H5N1, en las que se explican en qué consiste esto de la H (hemaglutinina) y la N (neuramidasa) del virus de la gripe, y por qué surgen nuevos virus de la gripe:

El aislamiento en humanos de cepas de la gripe del tipo H7 no es una sorpresa. Desde 1996 hasta el año 2012 ha habido otras infecciones en humanos por virus H7N2, H7N3 y H7N7, que cursaron con síntomas respiratorios leves y conjuntivitis (solo en un caso el paciente falleció). Ya sabíamos que la cepa H7N9 circulaba entre las aves, pero lo que sí es nuevo es que hasta ahora no se había aislado en humanos.

Desde el pasado mes de marzo de 2013, se han notificado 128 personas infectadas, 26 de las cuales han fallecido. Todos los casos se han dado en China. El virus se ha detectado en pollos, patos y palomas, y no se ha aislado en cerdos. Se transmite de aves a personas. Hasta el momento actual NO hay evidencia de que haya habido transmisión de persona a persona. La infección se manifiesta como una neumonía severa, puede sobreactivar el sistema inmune, lo que se conoce como tormenta de citoquinas. Parece que es sensible a los antivirales como el Tamiflu, pero no hay experiencia todavía. No hay vacuna de momento, pero ya hay centros de investigación que están trabajando en ello.

El análisis de las secuencias del genoma de esta cepa H7N9 sugiere que todos sus genes son de origen aviar: seis genes provienen de una cepa H9N2, el gen de la H7 de otra cepa H7N3 y el gen de la N9 de otra cepa distinta H7N9. Por tanto, la nueva cepa del virus H7N9 se habría formado por reorganización o mezcla de los genomas de otros tres virus de aves: H7N3, H7N9 y H9N2.


En 1997, el virus H5N1 también originó una alerta mundial. Causó 628 casos confirmados, de los cuales 374 murieron. Tampoco esta cepa fue capaz de transmitirse de persona a persona. La cepa H7N9 parece menos peligrosa que el H5N1, pero la mayor diferencia es que el H5N1 mataba también a las aves y así se podía detectar. Sin embargo, el H7N9 aunque infecta las aves no les produce ningún síntoma, por lo que es mucho más difícil de detectarlo, de seguirle la pista.

Sabemos que unas pocas mutaciones pueden hacer que estos virus adquieran la capacidad de transmitirse entre mamíferos (repasa las entradas de microBIO que te he sugerido más arriba). Pero todavía no sabemos cuántas personas pueden haber sido infectadas por el virus y permanecer sanas sin síntomas graves.

¿Podría por tanto esta nueva cepa H7N9 causar una pandemia, una epidemia mortal a nivel mundial?. En ciencia el riesgo cero no existe. ¿Puede un meteorito caerme en la cabeza?. Sí, en febrero de este año cayó uno en Rusia [ver vídeo]. ¿Cuál es la probabilidad de que acierte en mi cabeza?. No podemos calcularla (o por lo menos yo no lo sé), pero te aseguro que es muy, muy pequeña y no vale la pena ocuparse de ello. Del virus H7N9 sí que nos tenemos que ocupar, pero sin alarmas. Nuestra capacidad de investigación, el conocimiento que tenemos hoy en día de este tipo de virus, las condiciones sanitarias e higiénicas de la población, la existencia de antibióticos que controlen las complicaciones de la gripe, las vacunas y antigripales, … en definitiva, la situación actual es muy diferente a la que hubo por ejemplo en 1918, cuando una nueva cepa del virus causó más de 25 millones de muertos. Aunque el valor de una sola vida humana es infinito, algunas estimaciones de la OMS nos pueden ayudar a “enfocar” el problema: cada año fallecen en el mundo más de 250.00 personas por la gripe común,  660.000 por malaria, 1,4 millones por tuberculosis y 1,7 por SIDA.

Del virus H7N9 hay que ocuparse, pero no preocuparse.

Si te interesa más información sobre el virus H7N9, puedes consultar las webs de la OMS y del CDC.

Número de casos humanos de gripe aviar A (H7N9) confirmados por la OMS (actualizados semanalmente), pincha aquí.

Gao, R. et al. (2013). Human Infection with a Novel Avian-Origin Influenza A (H7N9) Virus New England Journal of Medicine DOI: 10.1056/NEJMoa1304459

2 comentarios:

  1. M.Elvir
    Es una incognita que no hay que subestimar que la cepa H7N9 pueda causar una epidemia a nivel mundial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero insisto: ocuparse pero sin preocuparse, sin alarmar a la población.

      Eliminar