martes, 20 de agosto de 2013

Los virus también van de vacaciones: dengue viaja de polizón en avión desde Bali a Australia


El dengue es una infección causada por un virus transmitida por mosquitos, que se presenta en las zonas tropicales y subtropicales del planeta. El vector principal del dengue es el mosquito Aedes aegypti y algunas veces también Aedes albopictus. El virus se transmite a los seres humanos por la picadura de mosquitos hembra infectadas. La enfermedad se propaga por la picadura del mosquito infectado que ha adquirido el virus al ingerir la sangre de una persona con dengue. El mosquito infectado transmite entonces la enfermedad al picar a otras personas, que a su vez caen enfermas, con lo que la cadena se perpetúa. El virus del dengue no se transmite de persona a persona, solo a través del mosquito. La infección causa síntomas gripales y en algunas ocasiones puede complicarse convirtiéndose en el llamado dengue grave o hemorrágico, que puede llegar a ser mortal. Se calcula que puede haber 100 millones de casos de dengue al año en el mundo.


El virus está dentro del mosquito que viaja de polizón 
en un avión trasmitiendo así la infección a otros países.

La zona norte de Australia es un territorio libre de dengue, en el que no ha habido casos de dengue desde 1950. Australia es además un país oficialmente declarado libre de malaria desde 1981. Aunque ambas enfermedades están causadas por microorganismos muy diferentes (el dengue por un virus y la malaria por el protozoo Plasmodium), tienen en común que las dos se transmiten por mosquitos (Aedes en el caso del dengue y Anopheles en el caso de la malaria).  Por eso, en Australia existe un intenso programa de búsqueda, captura y control de mosquitos. 

En julio de 2010 se detectó en el norte de Australia (en la ciudad de Darwin) un caso de dengue en un hombre de 34 años. No había viajado en los últimos meses al extranjero por lo que no se traba de un caso importado. Se pudo secuenciar el genoma completo del virus del dengue de este paciente y se comprobó que era 100% idéntico a una cepa del virus dengue aislada en Indonesia, en concreto en Bali, y diferente a otros virus dengue de otras zonas de Australia. El paciente australiano residía y trabajaba cerca del aeropuerto internacional de Darwin y de un aeropuerto militar. Ambos aeropuertos reciben vuelos desde Indonesia: en el mismo mes en el que se le diagnosticó el dengue al paciente hubo varios vuelos desde Bali, 14 vuelos a la semana.

Durante los meses posteriores, se colocaron trampas especiales para mosquitos en toda la zona que frecuentaba el paciente y no fue posible detectar ningún mosquito. En esa zona de Australia no se han detectado mosquitos tipo Aedes que transmiten el dengue. ¿Cómo pudo entonces infectarse de dengue?. Lo que los autores de este trabajo sugieren es que lo más probable el paciente se infectó por la picadura de un mosquito “extranjero” que vino en avión desde Bali con el virus del dengue en su interior (recuerda el dato de que el virus del australiano era 100% idéntico a uno aislado en Bali). La conclusión, por tanto, es que el paciente australiano se infectó por la picadura de un mosquito portador del virus dengue que viajo a Australia desde Bali, en vez de por la picadura de un mosquito australiano. Se trata de un caso de dengue adquirido en una región libre de vectores del virus, mosquitos Aedes.

En realidad, este caso no es tan sorprendente. Desde hace ya varios años se conoce lo que se denomina malaria de los aeropuertos: casos de malaria en zonas próximas a los aeropuertos de países donde la malaria no es endémica (no existe o es muy poco frecuente) y donde llegan vuelos desde países tropicales donde hay malaria. Son casos similares: mosquitos infectados que viajan de polizones en los aviones y que al llegar a su nuevo destino transmiten la enfermad. Por eso es frecuente que en algunos vuelos se desinfecte con insecticidas el avión antes de desembarcar.

Los virus y otros microbios también vuelan en avión,
esta vez escondidos dentro del mosquito polizón.

Whelan P, et al. (2012). Evidence in Australia for a Case of Airport Dengue. PLoS Negl Trop Dis, 6 (9) DOI: 10.1371/journal.pntd.0001619

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada