sábado, 15 de febrero de 2014

Microbios en la niebla: las bacterias que respiramos en las grandes ciudades


La contaminación de la atmósfera es un problema muy serio de salud pública. Ciudades como Pekín, con más de 20 millones de personas todas bien junticas, han tenido episodios de niveles de polución ambiental tan severos que incluso las autoridades han recomendado que niños y ancianos permanezcan en sus casas durante algunos días. Ese aire que respiramos está contaminado con cientos de sustancias químicas tóxicas, pero ¿qué microbios inhalamos esos días que hay una densa y sospechosa niebla de contaminación atmosférica?


 Hasta ahora para conocer qué microbios había en el aire se tomaban muestras de aire, se filtraban y se cultivaban, pero este método no permite detectar todos los microbios presentes en la atmósfera, porque muchos no son cultivables y no crecen en los medios de cultivo. Ahora, investigadores chinos han empleado técnicas de metagenómica (secuenciación masiva de todo el DNA presente en la muestra) para analizar la composición microbiana del aire que respiramos. Esta técnica nos permite incluso llegar a identificar los microbios a nivel de especie, y  nos da una idea de los microorganismos que inhalamos o respiramos.

Tomaron 14  muestras de aire en Pekín durante siete días consecutivos, a lo largo de una semana de enero de 2013, en el que la contaminación fue excepcionalmente alta. En algunos días la contaminación del aire fue 20 veces superior al limite recomendado por la OMS. Con unos filtros especiales obtuvieron las partículas y los microbios del aire, extrajeron el DNA total de las muestras, lo secuenciaron y lo compararon con las bases de datos.

Así, han identificado cerca de 1.300 especies de microbios diferentes que están en el aire los días de mayor contaminación. La mayoría de los microbios son bacterias, arqueas y hongos asociados al suelo y que no son patógenos para el hombre. También detectaron virus con genoma DNA. La bacteria más frecuente de todas fue Geodermatophilus obscurus, que se encuentra normalmente en el suelo. También se encontraron algunos microbios que aparecen normalmente en las heces. Quizá el hecho de que en Pekín hay muy poca vegetación, mucho suelo expuesto y muchos sitios en construcción pudo influir en estos resultados. 

Aunque en mucha menor proporción también se encontraron  algunos microbios patógenos como Streptococcus pneumoniae, que puede llegar a causar neumonía, Aspergillus fumigatus, un hongo que está relacionado con las alergias y adenovirus humanos. Además, la frecuencia de estos patógenos aumentó 2-4 veces en los días con mayor polución, lo que puede ser un problema serio para los grupos más vulnerables, como personas mayores o con el sistema inmune más debilitado.

Puede sorprender que en este análisis no se detectaron virus que frecuentemente se trasmiten por el aire, como los rinovirus que causan catarros o virus de la gripe. La razón es que estos virus tiene su genoma del tipo RNA y la técnica empleada no permitía obtener suficiente muestras de RNA para analizar. Este trabajo puede ser muy interesante repetirlo en otros ambientes como los hospitales, donde la preocupación de que haya patógenos que se trasmiten por el aire es muy grande.

Conclusión: en esos días de mucha niebla densa debida a la polución y contaminación ambiental puedes respirar microbios, la mayoría bacterias y hongos que normalmente están en el suelo y no son patógenos, otros que se encuentran frecuentemente en las heces (0_0) y algunos, muy pocos, que pueden causar enfermedades o alergias.

Cao C, et al. (2014). Inhalable Microorganisms in Beijing's PM2.5 and PM10 Pollutants during a Severe Smog Event. Environmental science & technology, 48 (3), 1499-507 PMID: 24456276

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada