Páginas

martes, 11 de abril de 2017

El sarampión aumenta en Europa

 La OMS alerta del aumento de casos de sarampión en Europa

El sarampión es una enfermedad infecciosa para la que existe una vacuna efectiva, segura y gratuita. Si la cobertura vacunal es superior al 95% podríamos erradicarla del planeta, como se hizo en su día con la viruela.  En el año 2002 el continente americano fue declarado libre de sarampión. Y la Unión Europea se marcó el objetivo de erradicarla en 2015. Pero de momento no lo hemos conseguido.

El sarampión puede llegar a ser erradicada del planeta

Todo lo contrario, las autoridades sanitarias han alertado que desde febrero de 2016 han aumentado los casos de sarampión en Europa.  La situación en este momento es que de los 53 países de toda la región europea han conseguido erradicar la enfermedad 15 países, y en 6 todavía sigue habiendo transmisión endémica de sarampión en los últimos meses (Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Polonia y Rumania)

[Una enfermedad es endémica cuando se mantiene en una población de una región geográfica determinada a lo largo del tiempo en un nivel estable. Una enfermedad se considera eliminada de una región cuando no hay transmisión endémica durante más de tres años. Eso no excluye que puede haber casos importados de otro país]

Desde enero de este año ya ha habido más de 500 casos de sarampión en Europa. Lo que más preocupa es la situación en Rumania e Italia. En Rumania desde febrero de 2016 llevan ya más de 3.000 casos acumulados y 17 muertes. La mayoría de los casos se han dado en niños pequeños, el 96% sin vacunar. En Italia ha habido 238 casos en lo que llevamos de año, más del triple que el año pasado en las mismas fechas. Y en los últimos doce meses ha habido algunos otros casos en países europeos en personas que muy probablemente se infectaron en Rumania.


La ECDC alerta de que la probabilidad de exportar el sarampión desde Rumanía a otros países es alta

El sarampión es una de las enfermedades infecciosas más contagiosas. Se transmite muy fácilmente por vía aérea, a través de los aerosoles y microgotículas que emitimos al respirar. Antes de la vacunación más del 90% de la población menor de 20 años había tenido el sarampión. Es una enfermedad con uno de los mayores valores de R0, el número reproductivo básico, que es el número de nuevos casos que producirá una persona infectada durante su período de contagio en una población con personas susceptibles.

En una guardería, si hay un caso de sarampión el 85% de las personas expuestas pueden llegar a infectarse y el 95% de ellas desarrollar la enfermedad (si no están vacunadas)


No existen un tratamiento específico y la única medida de prevenirlo es la vacuna, eficaz, segura y gratuita. Es una vacuna con cepas atenuadas del virus y se administra en combinación con la de las paperas y la rubéola: la triple vírica sarampión/paperas/rubéola (SPR). La vacuna combinada se administra en dos dosis en el calendario común de vacunación infantil. La primera dosis a los 12 meses de edad y la segunda entre los 3-4 años. Esta dosis se puede aplicar antes si se respeta el periodo mínimo de un mes entre dosis. Los ensayos clínicos muestran una eficacia del 93% con una dosis, alcanzando casi el 100% cuando se administra la segunda dosis. Confiere protección durante toda la vida. Se estima que entre 2000 y 2015, la vacuna evitó 20,3 millones de muertes en todo el mundo, lo que la convierte en una de las mejores inversiones en salud pública.

Las dos dosis de la vacuna previenen en un 99% la enfermedad

Para poder controlar y erradicar la enfermedad es fundamental que la cobertura vacunal sea al menos del 95%, es decir que el 95% de la población haya sido vacunada con las dos dosis. Los datos de la OMS muestran que la cobertura vacunal en algunos países europeos es menor del 95%. Si no se consiguen esos valores, será muy difícil erradicar la enfermedad y conviene recordar que el sarampión puede complicarse con neumonía, encefalitis, infecciones bacterianas secundarias y puede llegar a ser mortal, sobre todo en niños inmunodeprimidos y desnutridos. A nivel mundial, el sarampión en una de las principales causas de muerte en niños pequeños, a pesar de que haya una vacuna. Según la OMS, en 2015 hubo 134.200 muertes por sarampión en todo el mundo, más de 350 muertos cada día, 15 cada hora.

De que tú te vacunes depende la salud de otros

Uno de los mayores problemas es que la vacuna no se administra a menores de un año. La única forma de proteger a esos niños es que la población que le rodea esté vacunada. Estar rodados de gente vacunada rompe la cadena de transmisión del virus y es una forma de proteger a las personas más débiles que no podemos vacunar: bebés, enfermos y ancianos. Es lo que se denomina el efecto “rebaño” o inmunidad de grupo, que se consigue con una cobertura vacunal del 95%. Como la cobertura vacunal en muchos países europeas es menor la probabilidad de que el sarampión se extiende por Europa es alta.

¿Tiene que cundir la alarma? No, no va a haber una pandemia europea de sarampión, no van a morir miles de personas por este virus. Pero pueden morir niños pequeños de una enfermedad que podemos erradicar fácilmente.

La vacuna es la única forma que tenemos de prevenir la enfermedad

¿Qué hay que hacer? Ir al pediatra y vacunar a tus hijos del sarampión. Y las autoridades sanitarias deben estar vigilantes para que la cobertura vacunal en nuestro país siga siendo al menos del 95%, se deben identificar a aquellas personas que o no estén vacunadas o solo hayan recibido la primera dosis. Hay que conseguir que la cobertura vacunal contra el sarampión en Europa sea al menos del 95%.

Y recuerda, de casa se sale con las vacunas bien puestas


Más información sobre el sarampión:


Está causada por un paramixovirus (género Morbillivirus, clase V de la clasificación de Baltimore con genoma ARN monocatenario de sentido negativo). Junto con la rubéola, roseóla, eritema infeccioso y la varicela, es uno de los cinco exantemas clásicos de la infancia: las típicas enfermedades de los niños que cursan con erupciones o granitos en la piel y fiebre. El hombre es el único huésped, es un virus muy poco variable y la inmunidad que causa es para toda la vida, solo se pasa una vez. El virus se encuentra en todo el mundo.

El virus del sarampión es un Paramixovirus.


También te puede interesar:




- Información de la OMS (1)

- Información de la OMS (2)

1 comentario:

  1. Como siempre, muy interesante su artículo.

    Me gustaría que escribiera sobre Methylomirabilis oxyfera, una bacteria que, según lo que he creído entender, es productora y consumidora de oxígeno y que por lo tanto, podría ser la primera forma de vida productora de oxígeno, antes que las cianobacterias. He buscado en su blog y no he encontrado nada sobre ella.

    Muchas gracias y ¡no deje de escribir! También compré su libro virus y pandemias, ¡también es la leche!

    Un saludo,

    Joan.

    ResponderEliminar